Mejores libros de Kant

Immanuel Kant fue el máximo exponente de la ilustración alemana, con una vida sencilla y pensamientos trascendentales, que le llevaron a descubrir las respuestas a asuntos universales y, con cada una de ellas, el camino hacia la propia naturaleza humana.

Su encuentro personal con la filosofía lo expuso al mundo, gracias a sus estudios, críticas y enseñanzas que, plasmados en diversas obras, representan al día de hoy, un antes y un después en la historia del pensamiento.

Si has tenido la oportunidad de haber leído a este increíble autor, y te has quedado con ganas de más, o bien te encuentras iniciando tu inmersión en el mundo Kant, las obras que te referiremos a continuación te ayudarán a escoger aquella capaz de hacerte ver las cosas con la mejor versión de ti mismo.

   ¡Comenzamos!

1 – Crítica de la Razón Pura

Immanuel Kant fue un personaje que consagró su pensamiento a la filosofía y, por medio de ella se planteó diversas preguntas en relación a la esencia humana, dando vida precisamente a tres de sus más reconocidas obras, de entre las cuales, Crítica de la Razón Pura, aporta respuestas en torno al  ¿Qué puedo conocer?

A partir de esta interrogante, Kant se pasea entre los principios del conocimiento, sus fines  y límites, a través de planteamientos que revolucionaron los fundamentos filosóficos en ese entonces y lo continúan haciendo hasta ahora, siendo esta obra considerada como una especie de biblia en el mundo de la filosofía.

Y es que este pensador, realiza un análisis del conocimiento desde la base de las posiciones racionalistas y empíricas, planteando una idea propia en torno a que la experiencia es solo el punto inicial hacia la adquisición del conocimiento, ya que el sujeto posee cualidades que le permiten llegar a él como sujeto activo.

Esta obra fue publicada en 1781, y se ha convertido en un ejemplo a seguir, al ser producto de las ideas de un hombre que, sin haber cruzado nunca los límites de su pueblo natal, bien pudo superar las barreras del espacio y del tiempo, a través de una doctrina que nos muestra su entendimiento del mundo, las personas y la sociedad.

2 – Crítica del Juicio

La segunda de las preguntas planteadas por Kant, recibió respuesta  en los análisis y planteamientos de otra de sus más reconocidas obras, Crítica del Juicio, en la que se encuentra el ¿Qué debo hacer? con los argumentos en torno a la capacidad del ser humano para juzgar, cotejar el juicio real del posible y, el propio con el del resto.

Es una obra en la que Kant plantea la conexión entre el entendimiento y la razón, dentro del juicio como condición independiente del conocimiento, destacando en sus páginas el vínculo entre el conocer y el sentimiento, a fin de sustentar su teoría y tratar tanto el sistema moral, como los medios por los cuales podemos llegar a juzgar.

En su estudio se adentra en aspectos como la relación causal entre el sujeto, el concepto que este tiene del objeto y el fin en torno a él, como forma de hacer una crítica probando los juicios sintéticos a priori en el ámbito empírico, subjetivo y de los sentimientos, mismos que desde el sentido común, pueden llegar a alcanzar una visión de validez universal.

Este libro representa la tercera y última de las críticas de este pensador, publicada en 1790 y definida como un canal entre la Crítica de la Razón Pura y la Crítica de la Razón Práctica, una lectura estimulante y que invita a ser leída pausadamente, a fin de obtener cada una de las ideas que el  autor plasma desde un punto de vista crítico-constructivo, con la intención de enriquecer el pensamiento de quien le descubre. 

3 – El Conflicto de las Facultades

El último libro publicado por Kant antes de su muerte es El Conflicto de las Facultades, en el que presenta una compilación de varios escritos divididos en tres partes, donde introduce profundas reflexiones acerca de la facultad inferior, fijada en la Filosofía, en oposición con las tres facultades superiores atribuidas a la Teología, el Derecho y la Medicina.

Este interesante texto revela la perspectiva de Kant como profesor de Filosofía, en torno a la universidad y sus funciones, percibiéndose a lo largo de la lectura, las posiciones de las facultades en el seno del campo universitario, donde los distintos intereses de cada una, crean una lucha permanente y valiosa, que continúa existiendo en el presente.  

Como dato interesante, esta obra representa en sí misma, la resistencia a la cual Kant se aferró luego de publicar Crítica de la Razón Práctica y figurar como sospechoso frente al nuevo gobierno, ya que muestra su oposición a las medidas represivas en Prusia, que defendían la ortodoxia de la iglesia y silenciaban las críticas hechas a esta.

Un libro que se divide en tres secciones tituladas  “El conflicto de la facultad de Filosofía con la facultad de Teología”, “El conflicto de la facultad de filosofía con la facultad de Derecho” y “El conflicto de la facultad de Filosofía con la facultad de Medicina”, las cuales alimentan el debate en torno al espíritu crítico que debe ocupar el campo universitario frente a los dogmas impuestos por el poder político.

4 – La Paz Perpetua

El principal criterio de valor del ser humano gira en torno a la paz y, Kant convirtió este hecho en referencia, a través de su libro La Paz Perpetua, en el cual propone una serie de teorías sobre cómo el hombre puede ser capaz de construir un orden pacífico en el mundo, destacando que toda política debe estar subordinada ante el Derecho y el poder Moral. 

Publicada en 1795, esta obra ofrece una distancia de 200 años, en torno a la perspectiva de Kant acerca de que se puede llegar a la paz completa por medio de bases jurídicas que permitan la confianza entre naciones, una constitución republicana que sea consonante con los derechos naturales de todo ser humano, y un orden jurídico global que congregue a los pueblos a fin de alejar la guerra.

Como fiel exponente de la ilustración, este autor demuestra de una manera perfectamente argumentada en cada página, que la principal y más sólida vía para una convivencia pacífica, entre individuos y entre naciones, es por medio de la razón práctica, siendo esta teoría objeto de diversos estudios y debates, ya que sus palabras hacen visible el puente entre sus ideas de paz y de filosofía moral.

La Paz Perfecta probablemente es uno de los libros Kantianos más leídos, y que guarda un profundo vínculo con muchas de sus primogénitas obras, bajo una estructura esquemática que contiene los que ha denominado como Artículos preliminares y definitivos, que aun basados en el empirismo de su tiempo, continúan vigentes hoy día.

5 – Fundamentación para una Metafísica de las Costumbres

Si hay un libro de Kant profundamente apreciado por su lenguaje claro y fácilmente digerible, ese es Fundamentación para una Metafísica de las Costumbres, en el cual los argumentos parecen redactados por una pluma distinta a la usada en las tres Críticas.

Siendo en su momento ampliamente reeditado y actualmente valorado por lectores en todo el mundo, gracias a los numerosos idiomas en los que ha sido traducido.

En esta conocida obra, únicamente superada por su ensayo irónico La Paz Perfecta, Kant deja fluir su ingenio y desarrolla la idea con un lenguaje popular y ejemplos prácticos que no se creen posibles para un texto cuyo título incluye la palabra Metafísica, pero que sin embargo, de manera magistral logra hacerse entender en relación a cómo se puede fundamentar una moral a priori e independiente de la experiencia.

En sus páginas se leen planteamientos interesantes donde profundiza en ideas como el proceder por inclinación y no por deber,  el obrar en base a nuestra razón a priori, y sobre fundar la teoría de las costumbres en la metafísica para llevarla al alcance de todos y con un lenguaje popular.

En resumen, una obra en la que cada párrafo, fragmento y línea engloban una idea digna de ser estudiada, y donde fue exitosa la intención de Kant de redimir la omisión de un lenguaje más cercano en su primera Crítica.  Incluso, este aborda en su Fundamentación estas vacilaciones experimentadas, con el fin de mostrar la importancia de cimentar antes la moral y ofrecerle una vía más accesible.

Deja un comentario