Mejores libros de Paul Auster

Paul Auster ha sido considerado por muchos como un escritor moderno, con ciertas aristas del postmodernismo, un hombre que juega con el azar a su propia conveniencia dentro de los distintos relatos de sus obras.

Nacido el 3 de febrero de 1947, su inmersión en la literatura fue desde época temprana, cuando comenzó a estudiar idiomas en la biblioteca de un tío, desde ese momento su primer oficio sería de traductor, algo que no solo le permitió granjearse cierta holgura económica, sino que además le brinda mayores conocimientos de las letras y de los estilos de prosas.

Si algo define a Paul Auster, al decir de la crítica, son sus narraciones cargadas de absurdimos, del más crudo existencialismo y de las burlas a la causalidad, para dar paso a la casualidad como elemento determinante de la realidad, hecho que se contrapone ante el dominio racional de un Yo.

Pese a que sus novelas no son para toda clase de público, por lo complejo que pueden ser los diálogos, cuando de tramas policiacas se tratan, este logra envolver al lector en los más entramados casos, de traiciones y de desvelos, que perturba a cualquier persona, algo que sin duda llama la atención de muchos.

1 – 4 3 2 1

La crítica ha señalado, que esta se trata de la mejor de todas las novelas de Auster, en la cual se burla descaradamente de la causalidad, para hacer hincapié en un azar que termina por condenar al sujeto, una novela que coloca sobre la palestra el peso de las decisiones humanas, y como cada acción u omisión desencadena una terrible consecuencia o bien abre un mundo de posibilidades.

La narrativa se centra en la vida de Fergurson, quien nació el 03 de marzo de 1947, este ha sido llamado a vivir cuatro vidas distintas, pues ha sido condenado a regresar a su natalicio una y otra vez, algo que lamentablemente le hace vivir distintas experiencias.

Una historia que atrapa al lector, entre los constantes ir y venir de Ferguson, entre sus acciones y sus errores, entre las distintas familias que conforma, las relaciones que consolida, y las personas que resuelve a sacar de su vida, un relato que te invita a pensar, ¿qué decisión tomarías tú en su lugar?, o bien ¿te arriesgarías a seguir adelante o a cambiar de vida?

2 – La trilogía de New York

Esta consiste en una combinación de tres relatos de naturaleza policiaca, que lanzaría el autor entre los años 1985 y 1987, los cuales comprende, Ciudad de cristal, Fantasmas y La habitación cerrada, en dichas novelas Auster sigue fiel a su estilo literario, centrifugando toda narrativa en la suerte y la burla del azar en la ocurrencia de los hechos.

En Ciudad Cristal, la trama se centra en un escritor, cuya vida transcurre en completa normalidad, hasta que una llamada telefónica es contestada para cambiar lo aburrido de sus días, envolviéndolo en escenas de locura y de redención, en la que se involucran personajes que mutaran por completo su tranquilidad.

Fantasmas, es otra de sus novelas que por el simple retrato atrapa al lector, y narra la historia del mejor de los detectives, el cual es llamado a un escena del crimen que terminará por cambiar por completo su perspectiva del caso, obligándole a utilizar estrategias más avanzadas de investigación, para ir tras el asesino.

Mientras que en La habitación Cerrada, el relato se centra en un novelista joven pero afamado, que debe de tropezar con los demonios que carga dentro, y con los secretos mejor guardados de su vida, a raíz de la muerte de su amigo.

3 – El Palacio de la Luna

Una historia, que rememora muchos pasajes de la pluma de Julio Verne, de hecho, algunos de los más duros críticos de Auster, le atribuye a esta novela un molde similar al de Viaje al centro de la tierra del reconocido autor, por la temática y la forma de virar los personajes en sus distintos diálogos.

La narrativa se centra principalmente en Marco Stanley, o mejor conocido como «M.S.» Fogg., un joven que durante su infancia, vivió acompañado por su tío materno, quien lo condujo al maravilloso mundo de la literatura, por lo que la mente del pequeño fantaseaba con increíbles viajes desde los confines de la biblioteca familiar.

Lamentablemente por vueltas que da la vida, debió de ir vendiendo los libros, para evitar la miseria, hasta que le toca vivir como un vagabundo en Centra Park, situación de la cual se repone, gracias a la mano caritativa de un viejo amigo de la Universidad y una chica japonesa de la cual se enamora.

Para poder sortearse unas entradas, se ve obligado a rendir servicios donde Thomas Effing, un eminente intelectual, que debido a un accidente, quedo postrado en silla de ruedas, desde entonces su vida jamás será igual, pues M.S se verá envuelto en viajes retrógrados y futuristas de gran envergadura gracias a los recuerdos de Effing.

4 – Diario de Invierno

Como si de una autobiografía se tratará en estas líneas Paul Auster, nos desvela sus sentimientos, pensamientos y emociones, desde que la era dorada está tocando su puerta, para con ello brindar al lector luces de lo que es su vejez.

Muchos han aplaudido todo lo comentado en esta obra, donde el autor termina por desvelar no solo sus minutos vividos ya en la mejor etapa de la adultez, sino que además expone de forma bastante ocurrente, lacónica y con cierto aire de poesías sus recuerdos que le formaron.

Desde sus fantasías infantiles, pasando por el descubrimiento del sexo, la masturbación, el encuentro con prostitutas, sus matrimonios fallidos, hasta su relación actual, todo absolutamente todo es contando por este autor, para el entretenimiento de sus más asiduos lectores y para la admiración de sus más fieles críticos.

5 – Una vida en palabras: Conversaciones con I. B. Siegumfeldt (Los Tres Mundos)

Es un dialogo que se ha disfrazado de novela, evidentemente con los toques de poesía y encanto que solo Auster le puede brindar, se trata en sí del manuscrito de las conversaciones que mantiene el autor con la profesora Siegumfeldt, por más de cinco años.

Entre los intelectuales los temas a tocar no son más que el arte de la escritura, los secretos y sacrificios que la misma involucra, por igual encierra los aprendizajes de vida que el autor ha tenido durante su existencia, que comparte con sus escritores bajo el modo de lecciones y de consejos.

De igual forma, el dialogo se centra en las vivencias que el autor ha sentido y transmitido en cada una de sus obras y en el impacto que generan sobre el mismo, como también hace alusión a los fantasmas que cada una de sus novelas le permiten descubrir.

Deja un comentario