Mejores libros de Virginia Woolf

Londres no pensó que vería nacer a una de las escritoras más emblemáticas del movimiento feminista, como lo es Virginia Woolf, nacida el 25 de enero de 1882, en la comunidad de Suxxes.

Contrario a lo que muchos puedan pensar, la novelista, creció en un hogar humilde, que si bien contaba con afamados escritores como amigos, la pequeña creció entre los confines de su hogar, negada a la educación formal.

Por lo que la influencia de la pluma de Woolf, deviene mayormente de los clásicos que estaban dispuestos en la amplia biblioteca de su casa, y de los maestros particulares que le cultivaron su amor por las letras.

Su primera novela, data de 1915 (fecha aproximada) la cual título fin de viaje, pero no fue sino hasta el lanzamiento de La señora Dalloway y Al faro, que se gana el prestigio y reconocimiento de la crítica, quien siempre le ha alabado su paso de la narrativa poetisa, hasta la narración centrada en el racionalismo existencial, en historias que elevan la consciencia de sus fieles lectores.

1 – Una habitación propia

Novela que la catapulto a la fama, de la cual se extrae su frase célebre: “Toda mujer que desee escribir ficción, debe de contar con una habitación propia”, la crítica señala que dicho libro en sí no se compone de una narración integral,

Sino que por el contrario puede considerarse como una compilación de relatos, que comprenden la historia de mujeres que se han dedicado a la literatura en un espacio cargado para hombres, donde luchan constantemente por expresarse y transmitir sus ideas, haciendo frente a las limitaciones e incluso a las recriminaciones constantes a que son sometidas.

Dicha historia es relatada desde un narrador omnisciente que escruta cada uno de los relatos, a fin de que se pueda conocer a fondo la vida de los personajes, haciendo hincapié poético en las reflexiones y pensamientos en voz alta de cada una de estas mujeres que se esfuerzan por tener su cuarto propio iluminado con su luz.

2 – La Sra Dalloway

Una novela que alaba en gran medida el criterio argumentativo de Woolf, quien centra la historia en un día de vida, Clarissa Dalloway, en su natal Inglaterra, después de pasada la Primera Guerra Mundial.

La historia deslumbra al lector, al colocar de manifiesto la impresionante mente de Woolf, para poder crear una conjetura y unión entre los relatos presenciales de la Sra Dalloway, los relatos de los personajes y las expresiones de su consciencia a fin de poder evidenciar las vivencias de quienes sobrevivieron y como deben de convivir con sus propios fantasmas y miedos.

Sin duda, una novela que ha sido bien recibida por la crítica, por la forma cruda en que narra las historias de una postguerra, los efectos que esta crea, no solo en los individuos que sobrevivieron a la misma, sino los surcos culturales que crea en una sociedad, que debe de levantarse sobre sus propias ruinas.

No obstante, el éxito del que goza esta novela no fue siempre así, ya que la misma, en su lanzamiento resulto bloqueada en muchas editoriales por los más moralistas y detractores de la sociedad inglesa, que la creyeron obscena y demasiado feminista para su tiempo.

3 – Orlando

Novela que la catapulto a la fama, de la cual se extrae su frase célebre: “Toda mujer que desee escribir ficción, debe de contar con una habitación propia”, la crítica señala que dicho libro en sí no se compone de una narración integral,

Pese a que es la sexta novela de Woolf, la misma es considerada un icono de la cultura feminista, y ello obedece a toda la forma en que se presenta la narración, algunos de sus más arduos críticos la consideran un autorretrato hablado, una especie de biografía en la cual la autora narra todas las vicisitudes que debió de combatir para poder darse a conocer.

La misma fue lanzada bajo la firma de la Editorial Woolf, y se centra en explotar temas tabús para la época, como la homosexualidad, el feminismo y el papel de la mujer en sociedad, cabe recordar que la sociedad europea, fue una de las más acérrimas en brindar apoyo a la mujer para su integración social, de aquí que sus mayores defensoras se concentren este continente.

Aunque dicho libro suele presentarse al público como una biografía, la misma no trata más que de una especie de parodia que realiza un recuento de experiencias y narraciones no presenciales que pasan por las distintas etapas de la historia media y moderna, centrada en las vivencias de Vita Sackville-West, quien fue amante de Woolf por más de 5 décadas.

Una novela que aunque no puede ser para todos los gustos, por la forma burlesca en que se presenta la narrativa y la autobiografía que al final termina por ser satirizada, la misma se torna algo cruda, por las expresiones obscenas y que desvelan de modo directo lo machista de la sociedad y del campo de la literatura, que se negaba a reconocer el papel preponderante e influyente de la mujer.

4 – Un cuarto propio

Ensayo que se considera himno del feminismo, ya que el mismo comprende frases célebres de Woolf, donde la misma indica que no existen marcas tabuladoras para determinar cuál es el rol que debe de desempeñar la mujer y la forma idónea de hacer los mismos.

Contrario a lo que se pueda pensar, no es un ensayo espurio contra los hombres, sino más bien, una expresión limpia y expresa de todo lo que una mujer representa, del papel protagónico que la misma desempeña en la sociedad pero sobre todo en la familia.

Es así, como el mismo ensayo habla de temas, que aún hoy en día son palestra en ciudades patriarcales, como la independencia económica de la mujer respecto al marido, su capacidad para tomar decisiones autónomas, el cuidado que esta puede hacer sobre su familia y demás asuntos controversiales para los más cuadrados de mente.

Sin duda un ensayo, que a pesar de no estar inmerso en la época postmoderna que nos caracteriza, toca con una pluma única y con finos detalles, el papel al que ha sido relegada la mujer por largo tiempo y a como la misma ha sido sumisa ante los maltratos y desprecios, debiendo en todo caso anteponer su felicidad y dependencia.

5 – Al Faro

Una novela creada para un público selectivo, para un espectador que es capaz de seguir la prosa de Woolf, cargada de reflexiones e introspecciones sobre la consciencia humana y su existencia, desdoblada en el tiempo.

Aunque la misma procura centrarse en las vacaciones de una familia en la isla de Skye en Escocia, difícilmente puede decirse que se reduce a una simple historia familiar, ya que la misma toca a fondo los temas trascendentales como la infancia y las relaciones adultas.

Y es aquí donde su mayor peso se siente, la increíble forma y vista retrospectiva en que Woolf platea la influencia de las emociones captadas durante la infancia en la adultez, y como esta, es incapaz de crear relaciones duraderas, cuando no cuenta con buenos fundamentos en su niñez.

Un análisis psicológico al ser humano se desvela entre las prosas, cargadas de profundas reflexiones, y desprovistas por completo de diálogos y de acción, plasmado el papel de la subjetividad y el peso de la percepción humana en la realidad que le rodea, lo que le conlleva congojar de forma incorrecta su propia vivencia y la de los demás.

Deja un comentario